Páginas vistas en total

martes, 18 de octubre de 2011

Iqbal Masih Martir Cristiano de 12 años


Iqbal Masih, (1982 - 16 de abril de 1995) fue un niño pakistaní, esclavizado en una fábrica de alfombras. Asesinado en 1995, se convirtió en un símbolo de la lucha contra la explotación infantil.

Declaración de los Derechos del Niño
Aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 20 de noviembre 1959

Principio 9
El niño debe ser protegido contra toda forma de abandono, crueldad y explotación. No será objeto de ningún tipo de trata. No deberá permitirse al niño trabajar antes de una edad mínima adecuada; en ningún caso se le dedicará ni se le permitirá que se dedique a ocupación o empleo que pueda perjudicar su salud o su educación, o impedir su desarrollo físico, mental o moral.

Iqbal fue cedido a un fabricante de alfombras de Punjab por su padre,cuando tenía cuatro años a cambio de un préstamo de 600 rupias (equivalente a unos 12 dólares estadounidenses) que éste necesitaba para hacer frente a los gastos de la boda de su hijo mayor. Iqbal fue obligado a realizar jornadas laborales de más de doce horas,con un salario de una rupia al dia, durante las cuales fue encadenado al telar y golpeado en varias ocasiones. Con el tiempo, los intereses de la deuda de su padre se fueron incrementando, por lo que en la práctica, Iqbal permaneció varios años en la esclavitud. Las durísimas condiciones que debió soportar afectaron a su crecimiento, y a los doce años de edad tenía la estatura de un niño de seis.

En 1992, cuando tenía diez años, consiguió escapar de la fábrica, y se dedicó a denunciar la situación de esclavitud en que vivían otros muchos niños de su país, con el apoyo del sindicato Bhatta Mazdoor Mahaz ("Frente de los trabajadores de ladrillos").

En 1994 Iqbal ganó el "Premio Reebok a la juventud en acción", otorgado por la multinacional Reebok (empresa que, paradójicamente, fue en esos mismos años acusada también de emplear mano de obra infantil.

Iqbal fue asesinado a tiros el 16 de abril de 1995, mientras montaba en bicicleta cerca de Lahore . La mafia de las alfobras fure acusada de este crimen. En el año 2000, a título póstumo, se le concedió el "Premio de los Niños del Mundo".

En 1997, Jordi Sierra y Fabra le dedicó un libro sobre una aventura, en la India, sobre el trabajo infantil: La música del viento.


No hay comentarios: